Estás en: 

Aliso

Nombre científico: Alnus glutinosa

Nombres comunes: Aliso, aliso negro, alno.

El aliso es un árbol caducifolio de media altura (20-30 m).

Tiene un crecimiento muy rápido y con capacidad de brotar de cepa.

En ejemplares jóvenes el tronco es derecho con corteza pardo-grisácea o pardo-rojizo.

El aliso se caracteriza por sus hojas simples, alternas, pecioladas, de forma redondeada, elípticas u obovadas con el borde sinuoso finamente dentado. Miden de 6 a 12 cm de largo, son de color verde oscuro, o fuerte por el haz y algo más claro por el envés. 

Una originalidad es que permanecen verdes hasta su caída.

Cuando brotan en primavera, resultan algo pelosas y muy pronto lampiñas.

Las hojas jóvenes y los brotes son muy pegajosos en el estado juvenil, con características glándulas resinosas.

El árbol con frecuencia permanece verde hasta el inicio del invierno.

La floración se produce antes de aparecer las hojas. Las flores masculinas y femeninas en crecen en amentos. Los amentos masculinos, miden de 5 a 10 cm, son delgados, cilíndricos y pendulares, de coloración rojiza. Los femeninos son más pequeños (2 cm) y de color marrón oscuro a negro, duros y algo leñosos, guardando cierta similitud con los conos de las coníferas. Cuando las pequeñas semillas aladas son liberadas, los conos permanecen en el árbol, a menudo durante todo el invierno.