Estás en: 

Cedro rojo

Nombre científico: Calocedrus decurrens

Nombres comunes: Cedro rojo, calocedro, libocedro, cedro blanco de California,  cedro de incienso.

El cedro rojo es un gran árbol de porte columnar que alcanza típicamente alturas de 40-60 m y un tronco con diámetro de hasta 3 m, sin desnudarse en su parte baja ni perder esa silueta característica hasta pasadas muchas décadas.

Es estrechamente cónico y de ramaje denso.

La corteza es de un color pardo anaranjado que con el tiempo se vuelve grisáceo. Produce placas irregulares que se hacen patentes desde su juventud, es suave al principio y luego se van formando fisuras y exfoliándose en largas tiras en la parte baja del tronco en los ejemplares más viejos.

Los racimos de las hojas son aplanados en forma de abanico.

El follaje es persistente, de color verde oscuro con ramificaciones perfumadas, muy apretadas. Se parece al ciprés pero es más compacto y con la cima redondeada.

Está compuesto de hojas de color verde oscuro brillante y que tienen un aroma resinoso intenso y peculiar.

El árbol es monoico, con flores masculinas y femeninas. Las masculinas son conos de cerca de 3 mm que se encuentran en grupos en los extremos de las ramitas, son globulares y doradas. Las femeninas son conos de 6 escamas: 2 estériles, 2 reducidas y 2 seminíferas. Dichos conos son pequeños (15-25 mm), estrechos, puntiagudos y ovoides.

Es curiosa su fructificación con aspecto de almendra, de un color verde intenso al principio,  se vuelven pardos en la madurez, liberando hasta 4 semillas aladas cuando se abren.