Estás en: 

Ciprés

Nombre científico: Cupressus sempervirens

Nombres comunes: Ciprés común, ciprés piramidal, ciprés italiano, ciprés de los cementerios.

El ciprés es una especie arbórea de hoja perenne que tiene gran longevidad, existiendo ejemplares con más de 1.000 años.

El ciprés tiene un tronco recto, pudiendo alcanzar hasta 1 metro de diámetro, corteza delgada, más o menos lisa, de color grisáceo en árboles jóvenes que con la edad cambiará a un pardo oscuro y grietas longitudinales.

Tiene una altura entre 25 y 30 metros. Excepcionalmente pueden alcanzar hasta los 35 metros.

Sus hojas se presentan en ramillos con forma de escama entre 2 y 5 milímetros de longitud y forman un follaje denso de color verde oscuro.

Las ramas son finas, más o menos cilíndricas o tetragonales de color verde oscuro mate.

Tiene flores masculinas y femeninas. Las masculinas son cilíndricas de tono amarillento entre 3 y 5 milímetros de largo y lanzan el polen entre febrero y marzo. Las femeninas forman conjuntos de pequeñas piñas o conos de color gris verdoso de 2 a 3 cm de diámetro, con 8 a 14 escamas, que al madurar adquieren un aspecto leñoso. La floración se produce en primavera y la maduración se produce en el otoño del año siguiente de la polinización, cerca de 20 meses después.

Las semillas se encuentran en los conos y poseen una propiedad germinativa muy duradera.