Estás en: 

Encina

Nombre científico: Quercus ilex

Nombres comunes: Encina, carrasca, chaparro.

Es un árbol de talla media, que puede llegar a alcanzar de 16 a 25 metros de altura. En estado salvaje, es de copa ovalada al principio y después va ensanchándose hasta quedar finalmente con forma redondeado-aplastada. De joven suele formar matas arbustivas.

La corteza es lisa y de color verde grisáceo en los tallos; se va oscureciendo a medida que crecen y, alrededor de los 15 o 20 años, se agrieta en todas direcciones, quedando un tronco muy oscuro, prácticamente negro.

Sus hojas perennes presentan un haz áspero y de color oscuro, mientras que su envés es blanco con vellosidades.

Las hojas nunca son espinosas, aunque algunas veces sus bordes son dentados y las ramitas aterciopeladas.

Su fruto es la bellota, mide de 2 a 3 cm y crece apoyada sobre una base de copa de color grisáceo. La bellota es de color pardo-marrón. Los frutos maduran en otoño. La caída de la bellota se puede retrasar hasta pleno invierno.

La bellota es comestible, tanto para el aprovechamiento ganadero como para consumo humano en fresco o asadas.

La encina es un árbol de crecimiento medio.