Estás en: 

Haya

Nombre científico: Fagus sylvatica

Nombres comunes: Haya, haya común.

El haya tiene un porte robusto y gran tallo, que alcanza los 35 ó 40 m, con un tronco recto que lo hace muy valioso y una copa ovalada en su tercio superior.

Si el árbol crece aislado (no en espesura) cambia radicalmente, se abre muy pronto, siendo algo irregular, ramificándose desde abajo y variando mucho la copa.

Conserva la corteza prácticamente lisa durante toda su vida, de un gris ceniciento o blanquecino.

Las hojas son ovaladas, con el borde ondulado, algo dentado, con vello cuando son jóvenes, incluso en los nervios. Son alternas, dispuestas en dos hileras y pueden tener entre 5-10 cm de largo.

Tiene flores masculinas y femeninas. Las masculinas cuelgan de un pedúnculo fláccidamente, con 5-15 estambres cada flor. Las flores femeninas aparecen de dos en dos y con pedúnculos cortos y erectos.

Los frutos, llamados hayucos, se asemejan a pequeñas castañas de corte triangular. Antes de la caída otoñal las hayas se tiñen de llamativos tonos ocres.

Es un árbol de crecimiento muy lento, pero es un árbol que vive muchos años. Puede llegar hasta los 300 años.