Estás en: 

Olmo

Nombre científico: Ulmus minor

Nombres comunes: Olmo, olmo común, olmo negro, negrillo.

Es un árbol caducifolio de porte elevado y robusto, que puede alcanzar una altura de hasta 40 m.

Su tronco es grueso, algo tortuoso y ahuecado en los ejemplares viejos, sobre todo los sometidos a podas.

La corteza es pardo-grisácea o pardo oscura, muy áspera y resquebrajada.

Su copa es amplia, de follaje denso, redondeada, que proyecta una sombra intensa. Las ramillas son delgadas, lampiñas, con corteza lisa, de color pardusco, en ocasiones con corcho.

Las hojas son simples, alternas, aovadas, puntiagudas, con el borde simplemente o doblemente aserrado, redondeadas o acorazonadas, con asimetría basal debido a que la inserción superior del limbo en el pecíolo tiene lugar a una distancia menor de la inserción con el ramillo.

Las flores son precoces y están agrupadas en inflorescencias de hasta 30 flores, de forma que el fruto madura y se disemina antes que las hojas estén completamente formadas.

Los frutos están agrupados y tienen forma de sámara aplastada con un ala orbicular que rodea completamente la semilla.

Inicialmente son de color verde claro, frecuentemente teñidos de rojo, sobre todo en las proximidades de la semilla, tornándose pardo-amarillentos antes de caer; tienen una longitud de entre 7 y 9 mm.