Estás en: 

Pino carrasco

Nombre científico: Pinus halepensis

Nombres comunes: Pino carrasco, pino de Alepo, pino alepensi, pino blanquillo, pino borde, pino carrasqueño.

El pino carrasco es un árbol de crecimiento rápido que alcanza de 15 a 20 m de altura y de 5 a 7 m de diámetro.

Al hacerse adulto queda desguarnecido en su base y su copa forma una ancha sombrilla de aspecto ligero, de forma ovalada o piramidal desde la base que se abre y se vuelve más irregular con la edad.

Las ramas son verticiladas al principio aunque en seguida comienzan a aparecer de manera más anárquica sobre el fuste.

La corteza tiene coloración grisácea o plateada que se torna más oscura, pardo rojiza y con teselas alargadas con la edad.

Las yemas son apuntadas con base cilíndrica, sin resina y recubiertas de escamas pardas.

Las hojas son perennes, son agujas finas de 6 a 15 cm de largo, agrupadas de dos en dos, a veces de tres en tres, de color verde claro y lisas.

La floración se produce a mediados de primavera con flores masculinas y femeninas.

Las masculinas tienen forma oval, de unos 5-8 mm de largo, amarillas y agrupadas en espigas de 5-8 cm.

Las femeninas están dispuestas en conos verdes rosáceos a violáceos que aparecen solitarios, opuestos, de forma erecta y largamente pedunculados.

Sus frutos son conos o piñas ovoides, simétricos, de 8 a 12 cm de largo, de pedúnculo corto, color marrón claro amarillento.

La fructificación se produce en otoño cada dos años. Nacen sobre pedúnculos cortos que se curvan hacia abajo permaneciendo en el árbol vario años.

Las semillas son los piñones, son oscuros de unos 5-7 mm con ala de unos 20 mm y membranosa.